creatividad sostenible

¿Qué es la creatividad sostenible?

Últimamente nuestros hábitos de consumo están cambiando y el mundo tiene que pensar en formas más sostenibles para con el planeta.

Es muy importante darle importancia a la sostenibilidad en todos los ámbitos y también lo es para el mundo del diseño y de la creatividad. Así, esta forma de pensar puede transformarse en una filosofía de vida para nuestras rutinas y para nuestras empresas.

En su definición más formal el diseño sostenible es la filosofía de diseño de objetos físicos de acuerdo con principios de sostenibilidad económica, social y ecológica. Abarca tanto el diseño de pequeños objetos de uso cotidiano, como el diseño de edificios y en las ciudades o superficie terrestre.

La creatividad sostenible se basa básicamente en promover formas de liberar tiempo y recursos para que este potencial distribuido pueda desarrollarse de manera sostenible. En otras palabras, que el proceso de diseño desde el inicio hasta el fin se produzca con el menor impacto posible sobre el planeta.

¿Sabias lo que consume de Co2 un email?

Aunque pueda parecer que mandar un email no supone ningún impacto medioambiental, esta simple acción equivale a emitir 4 gramos de CO2 en la atmósfera. Este dato, multiplicado por los millones de correos electrónicos y las campañas de emailing que se envían a diario, producen un impacto considerable en el medio ambiente.

Los efectos de las emisiones contaminantes están provocando el aumento del efecto invernadero. El dióxido de carbono es uno de los tres gases con mayor impacto y el que ha aumentado en mayor proporción en los últimos 30 años.

Consejos para una #CreatividadSostenible

  • Evitar la impresión de documentos cuando no sean necesarios y aprovechar todas las ventajas que nos da el mundo online.
  • Comunicar mensajes éticos y sostenibles en nuestros contenidos como empresa.
  • Buscar materiales ecológicos, reciclables y sostenibles con el planeta.
  • Para intentar reducir estas cantidades de emisiones de gases nocivos, es importante tomar conciencia de la cantidad de spam que se recibe a diario. Se estima que cada año se envían 62 millones de correos de este tipo, lo que supone 17 millones de toneladas de CO2.
  • Reducir el peso de los emails que se envían comprimiendo las imágenes, evitando sobrecargar de contenido los emails (utilizando enlaces a landings de la web en las que se amplíe la información).
  • Vaciar carpeta de email para no ocupar espacio en el servidor del gestor de correo.
  • Eliminar archivos de la nube de plataformas como Dropbox, Drive, Wetransfer, etc… de las cuales se ha demostrado que consumen un espacio en un servidor y no es tan inmaterial como parece y su existencia requiere de grandes consumos de energía

Seguramente esta información sea bastante nueva pero poco a poco tenemos que ir tomando consciencia como sociedad e ir aplicando estos nuevos hábitos si queremos conservar nuestro planeta por muchos años más.

¿Conoces algún otro consejo para reducir la huella medioambiental con el planeta? ¡Escríbenos tus propuestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *